Jornada boreal

copy

Entrego este impreso,

que laburando redacto,

al que manda en mi mundo,

al que me dicta los pasos.

Jefe,yo le pido,

sin que me cueste el despido,

unas horas de más

en mi Jornada Boreal.

Yo respeto con creces,

mis ocho horas ganando

el sustento necesario

para seguir respirando.

Con mi primer aliento asumí

que el día son veinticuatro horas.

No lo elegimos ni tú ni yo,

sino la Estrella Mayor.

Ahora,

Ni jornada a secas,

ni jornada laboral.

Yo me he venido a quejar

de mi Jornada Boreal.

Mi Jornada Boreal,

ésa que tú me cuadras,

se me está quedando corta

y por eso mi demanda.

Las horas,de espuma rosa,

se disipan en el aire

cuando Él me trae estrellas

en forma de lento-suave.

Los minutos,de lentes verdes,

se me vuelven transparentes,

cuando a la luna me eleva

por el túnel de su lengua.

Los siglos verdes vuelan

en la tundra de sus ojos.

Es tan esencial...

te juro que no es antojo.

Es una gran necesidad.

Por favor,corazón mío,

no lo dejes escapar,

y estira todas las horas

de mi Jornada Boreal.